Galletas de comunión: Ana

¡Tercer modelo de galletas de comunión!
En esta ocasión son para Ana, una niña que vive cerca de casa y que hace la comunión el próximo domingo. A los invitados a la celebración les regalarán una galleta personalizada tal y como ella irá vestida ese día.

Ana es morena de pelo liso. En el pelo lleva una diadema con un detalle a la izquierda, un lazo en el cinturón (que hice de fondant) y unos no-se-como-se-llaman en la parte baja del vestido.

Su galleta quedó así de bonita:

Galleta de comunion

Niñas de comunion

¡Qué alegría da cuando las terminas todas y las pones para la foto!

Galletas de comunion

Aún quedan las últimas galletas de comunión, con las que cerramos esta temporada. La semana que viene las tendréis aquí en el blog 😉

Anuncios

Galletas y fiesta de la granja

Estas son unas galletas socorridas que se pueden hacer en unas pocas horas. Ayer mi sobrino Luca cumplió dos años, y lo celebramos con una fiesta temática de cumpleaños, dedicada a la granja.

Estas semanas ando bastante liada con las galletas de comunión, y no tengo tiempo para hacer unas “en condiciones”. Pero claro, yo no podía dejar al subcampeón mundial de devoradores de galletas sin nada, viendo lo agradecido que es y cómo se las come sin dejar ni una miga. Así que busqué unos cuantos huecos para, a ratillos, ir sacándolas adelante.

Lo primero que pensé fue hacer las caras de los animales. Un cerdo, un pollo, un pato o algo así. Pero eso me iba a llevar un tiempo que no tenía (si quería dormir por las noches), así que deseché la idea. Imaginándome a un cerdo se me ocurrió en vez de las caras podría hacer las colas, ¡muchísimo más fáciles!

Tendrían que ser todas las galletas con la misma forma. Estaba entre redonda y cuadrada, así que elegí redonda, que para mí pintaba más 😉

Para el rabo del cerdo, el caballo y el pollito utilicé fondant. Para el del conejo busqué por medio Jaén unos anisillos que vendían hace años, hasta que los encontré en una tienda muy antigua de venta de chuches.

El proceso fue muy sencillo: rellenar con el color correspondiente la galleta y ponerle la cola.

Y así quedaron

Y ya aprovecho para poner unas fotos de la fiesta de ayer. Toda la decoración hecha por mi hermana

¡Ojo a la piñata con forma de gallina!

¡¡Feliz cumpleaños Luca!! 🙂

Galletas de comunión: Marta

Marta es la sobrina de Pilar, mi compañera de trabajo. Hizo la comunión el pasado día 5, y su tía me encargó estas galletas para regalar.

Así que ahí estuvimos las dos, mandando y recibiendo fotos de Marta con el vestido y de las galletas, y haciendo pruebas para los envoltorios. Hasta que quedaron todas terminadas y viajaron hasta Alicante. Estas son una pequeña muestra de todas las que hice

¡Y seguimos con las comuniones! Más galletas en breve 😉

Galletas para mamá

¡Ya está aquí el día de la madre!

Un día que recuerda a palillos de dientes y pegamento Imedio. A plastilina, papel celofán, flores y dibujos.

Como ya sucediera con el día del padre, yo quería hacer unas galletas para regalar a las mamás. Ya el año pasado agotamos la idea de las flores. Además, aunque son muy bonitas, no sólo de flores viven las madres 😉

Así que opté por el mejor regalo que podemos recibir. El que más ilusión hace, el que guardamos como oro en paño: un dibujo de mamá hecho por ellos.

Claro, aquí el dibujo no iría sobre papel, sino sobre una galleta. Aunque por mucho que lo intentara, yo no podría acercarme a esas obras de arte que hacen ellos sin ningún esfuerzo. Es como comparar la versión antigua y actual del Ecce Homo. Así que horneé unas cuantas galletas, me puse a “pintar” e hice lo que pude.

Mamá con niña,

Mamá con niño,

Mamá con niño y niña

Y por supuesto, tratándose de un regalo, hay que envolverlo adecuadamente. Ahora es el momento de darle el toque tijeras-cartulina-pegamento y que sea un regalo del día de la madre en toda regla 🙂

¿Y ahora qué hago yo con tanta galleta? Pues regalarlas!!

Si vivís en España, sólo tenéis que entrar en la página de Facebook de Mamimanitas (aquí) o Twitter (@mamimanitasblog) y seguir las instrucciones, diciendo cual de las galletas queréis (azul, rosa o naranja). Tenéis hasta el sábado a las 12 de la noche. El domingo , que es el día de la madre, haremos el sorteo de estas tres y os diré quién las recibirá en su casa 😀

Mientras os decidís por cual queréis, nosotros ya hemos empezado con la nuestra 🙂

Galletas de comunión: Nerea

Nerea es una amiga de mi hijo Miguel, que hace la comunión el próximo día 28. Su madre me pidió que hiciera unas galletas similares a las del año pasado, así que me dio una foto de ella con el traje y me comentó el peinado que llevaría.

Si yo supiera algo de telas y costura os daría más detalles de cómo es el vestido. Pero sólo puedo decir que es muy sencillo, sólo con la flor rosa en el cinturón como adorno. Ella es rubia, y va a llevar el pelo recogido atrás. Más o menos así:

Me gusta como quedan las galletas así en fila, casi parecen niñas de verdad 🙂

Siempre que puedo me quedo con una galleta de todos los modelos que hago. Así, poco a poco estoy juntando tal cantidad que ya no sé dónde voy a meterlas. Como me descuide un día las galletas me van a comer a mí 😉
El caso es que a la mía puse un envoltorio para la foto

Estas son las primeras galletas de comunión de este año, ¡pero no las últimas!

¡Que pases un feliz día, Nerea! 🙂

Galletas de cumpleaños y nuevo curso

Pues sí, ¡tenemos nuevo curso a la vista!

Si hay una ocasión especialmente indicada para hacer galletas esa es un cumpleaños. ¿A quien no le gustaría celebrar el suyo con unas como estas?

L@s asistentes al próximo curso aprenderán todos los trucos para poder empezar a hacer sus propias galletas decoradas, empezando por estas. Desde hacer la masa, cómo elaborar la glasa y las técnicas de decoración 🙂

El próximo curso será el 13 de abril. Si os apetece pasar una mañana aprendiendo a decorar  galletas, escribidme un correo a mamimanitas@gmail.com, y os lo cuento todo con pelos y señales. Como siempre, tenéis más información aquí

¡Animaos a venir! 😉

Galletas para el día del padre

¡El 19 de marzo ya está a la vuelta de la esquina! El año pasado elegimos lo más socorrido que se puede regalar a un padre: unas corbatas para llevar a la oficina.

Este año hemos decidido que lo mejor es compensar, y regalarle algo para sus ratos de ocio. Porque vamos a ver, ¿a qué padre que se precie no le gustan las herramientas? Para hacer sus chapucillas en casa, para dejárselas al vecino, “y ya de paso voy y te ayudo a beberte esa cerveza fresquita que tienes en la nevera”, o simplemente por el hecho de tenerlas. Unas que no tienen nada que envidiar a las Black&Decker de la ferretería de la esquina:

Leer más “Galletas para el día del padre”