Galletas de Reyes Magos

Poco más de un mes, eso es lo que queda para Navidad. Aunque bien pensado, desde que pasó el Puente de los Santos con sus gachas incluídas, se puede decir que ya estamos inmersos en el espumillón, los belenes y la bolas de colores.

Bueno, pues para que esta Navidad podáis hacer unas galletas que quiten el hipo, os propongo que vengáis a aprender a amasar, hornear y decorar estas tan chulas:

Galletas de Navidad

Yo ya tengo estas preparadas para los Reyes Magos, y como soy previsora les he hecho también un cartelito para que lo puedan dejar junto a mis regalos (seguro que con tan espléndido detalle por mi parte son bastantes 😉 )

Galletas Reyes Magos

Así que ya sabéis, animaos a compartir una mañana súper divertida, a aprender todos los trucos en la decoración de galletas y os llevaréis este pack de Navidad hecho por vosotr@s. Será el día 24 de noviembre a las 10 de la mañana. Escribidme a mamimanitas@gmail.com y os cuento más detalles

¡Os espero! 🙂

Nuevo curso de galletas decoradas

Ya está aquí. Bueno, casi. Cada año antes, me parece a mí. Ya tenemos los turrones y polvorones en los supermercados, la publicidad indiscriminada de juguetes y los adornos para el árbol y la casa en los grandes almacenes.

Así que vamos a realizar un nuevo curso, esta vez con unas galletas de Navidad como estas:

Leer más “Nuevo curso de galletas decoradas”

Un Belén de galletas

Cuentan que un 24 de diciembre, María y José

iban camino de Belén. Se supone que María iba montada en una mula y que también llevaban un buey, pero obviaremos a estos personajes que de ellos no hay galletas.

Meses atrás, el arcángel Gabriel,

ya le había comentado a María algo de lo que le tenían preparado él y su Jefe.
Se ve que por esas fechas de diciembre en Belén era temporada alta y estaba todo completo, así que José y María tuvieron que “alojarse” en un establo, para regocijo de la mula y el buey.
Allí nació el niño Jesús

Cuando se hizo de noche una estrella, mucho más brillante que las demás, y en nuestro caso además cubierta de azúcar, apareció en el cielo.

Muy lejos de allí, en Oriente, tres sabios astrónomos jubilados con ganas de viajar (ciertas cosas perduran a través de los tiempos) vieron la estrella y cogieron sus mercedes de la época, tres espléndidos y fornidos camellos, y se pusieron rumbo a Belén, siguiéndola a modo de gps.

Cuando llegaron al portal, entregaron al niño Jesús unos regalillos, que, aunque no eran muy apropiados para un bebé, fueron muy apreciados, sobre todo la mirra por su mamá, y el oro por su papá.

Gracias a Ana, por sugerirme la idea. Cuando vengas te está esperando tu galleta!!

Galletas de navidad

Para felicitar la navidad a la familia y los amigos, este año pensé en hacer unas galletas. No encontré por aquí cerca ningún sitio donde vendiesen un cortador con forma de bola de nieve, así que me tuve que apañar con lo que tenía en casa. Un corte por aquí, un doblez por allá, y ya tenía mi cortador listo para usar.

Muchas veces me preguntan cuánto tardo en hacer las galletas. Y yo hago un cálculo aproximado: cuatro o cinco horas…no sé. En esta ocasión tomé nota de las cosas que hacía, cuándo empezaba y cuando terminaba, para poder calcular el tiempo con más exactitud. También fuí haciendo fotos del proceso, allá van:

1.-Preparar la masa de las galletas (50 minutos)

Lo ideal es hacer la masa el día anterior, y dejarla reposar ya estirada en el frigorífico hasta el día siguiente.

2.- Cortar y hornear las galletas (1h 45 minutos)

Se cortan y se ponen en las bandejas, separándolas para que al cocer no se toquen. Dejar enfriar en una rejilla

3.- Hacer la glasa, preparar las mangas con sus boquillas correspondientes (30 minutos)

4.- Dividir la glasa en tuppers, uno por cada color, y de cada color dos consistencias diferentes, para el relleno y para el delineado. Teñirla y poner en las bolsas (40 minutos)

5.- Decorar (4 horas)

Primero la base:

Luego se delinea la bola

Y se rellena

Y por último los detalles

Es importante respetar los “tiempos de espera”. Hay que esperar a que la glasa se seque antes de añadir otro color que toque al anterior, bien porque se pone encima o al lado. Si no, los colores se mezclarán. En función de la humedad, este tiempo varía, pero como mínimo es de media hora.

6.- Hacer las etiquetas, imprimirlas (¡gracias Alfonso!), sellar las bolsas y empaquetar las galletas (1 hora y 30 minutos). Hice las bolsas a mano con la selladora. Se tarda demasiado tiempo.

7.- Limpiar la cocina. No tengo ni idea del tiempo empleado, pero pondré una hora para limpiar y recoger todo lo que se ensucia desde hacer las galletas hasta empaquetarlas (aunque poco me parece)

En total salieron 23 galletas, y tardé 10 horas y 15 minutos. A 26 minutos por galleta 🙂


A los bastones les puse unos regaliz de chuche que tenía:

Según Miguel están “buenízimaz” 😀