Galletas para Javier Song

Estas, aunque no lo parezcan, son unas galletas para un bautizo. Y es que se trataba de un bautizo especial, el de Javier Song, un guapísimo niño chino recientemente adoptado por unos felices papás de Jaén.

Macarena, su madrina, me pidió que le hiciese unas galletas para regalarselas, y estuvimos hablando (wasapeando) largo y tendido sobre las posibilidades. Llegamos a la conclusión que no queríamos unas galletas de bebé porque Javier Song tiene 5 años.

A Macarena le gustaban las galletas de comunión y pensamos entonces en hacer algo parecido. . Me mandó fotos del niño, yo le hice un boceto de galleta y ella escogió los colores de camiseta y pantalón.

Galletas de niños

Como no me gustan las galletas totalmente planas, intenté darle volumen a los pantalones y a los brazos. Para ello después de delinear las formas las fui rellenando poco a poco, de manera que no se uniese la glasa de una pierna con la otra, o del brazo con el cuerpo. Se tardaba el doble de tiempo que si echaba la glasa a todo el pantalon o la camiseta y después delimitaba los brazos y las piernas, pero se quedaba mucho mejor para mi gusto. En esta foto se aprecia lo que quiero decir:

Galletas para niños

Con rotulador de tinta comestible hice los detalles de las zapatillas y le puse sus iniciales en el pecho

Galleta de niño

Espero que le gustasen mucho 🙂

Y aprovecho para recordaros que el próximo domingo día 30 tendremos un nuevo curso de galletas decoradas, en el que aprenderéis un montón de coas y os podréis llevar estas galletas hechas por vosotr@s mism@s:

Curso galletas decoradas Jaen

Aún quedan plazas, ¡animaos a venir! 😀

Galletas angry birds: el making of

¡Hoy celebramos el santo de Alejandro! Y ha estado un mes anunciando a bombo y platillo que va a llevar unas galletas al colegio 😀

Algunas veces me preguntan de dónde saco el tiempo para liarme tanto. Normalmente me organizo y comienzo el trabajo con bastante antelación. Bueno, vale. Quita lo de “organizar” y deja lo de “antelación”. Lo mío es más la desorganización 😉 Por suerte, las galletas aguantan semanas en perfectas condiciones, siempre que se almacenen correctamente, así que se pueden empezar a hacer bastante antes de la fecha.

Aquí no hay truco. Es evidente que en dos sitios a la vez no se puede estar, y no se pueden hacer dos cosas al mismo tiempo. Si te dedicas a decorar galletas, esos ratos no los dedicas a salir, ver la tele, o no hacer nada. La clave está en hacer como los futbolistas: aprovechar los huecos 😉

Las galletas decoradas permiten trabajar poco a poco y con antelación. No sólo es posible, sino que a veces es recomendable y otras es absolutamente necesario esperar esos tiempos (como cuando hay que dejar secar la glasa). Así que se puede compaginar eso con otras actividades.

Esta vez, en cuanto comencé a idear las que hoy lleva al colegio, cogí el teléfono y empecé a apuntar lo que iba sucediendo. Al final, he hecho un “diario” de la creación de estas galletas. Es un poco largo, pero bueno. Si por casualidad estáis aburridos esperando vuestro turno para entrar al dentista, por ejemplo, pues aquí tenéis 10 minutos de lectura asegurada.

Una historia con un final feliz en forma de galleta:

Leer más “Galletas angry birds: el making of”

Galletas de comunión

Os presento a Nieves:

Dentro de unos diez días va a hacer la comunión, y su madre me ha encargado unas galletas. Me envió una foto de la modelo, y yo he hecho con más o menos acierto la réplica en galleta. Un lazo en la cabeza, una flor en el cinturón, y unos adornos en el vestido, a los que podría llamar por su nombre si en mis tiempos hubiese tomado esas clases de costura que tan poco me gustaban…

Empecé a hacer fotos del paso a paso, pero de las 18 ó 20 horas que me ha llevado hacer 22 galletas, la mayor parte he trabajado de noche, o necesitaba flexo por los días tan oscuros que hemos tenido, así que solo tengo las fotos que he podido hacer al final, cuando ya estaban terminadas.
El lazo y la flor son de fondant, hice expresamente un poquito para sacarlas. Ya sé que me complico, pero es que así quedan mucho mejor 🙂

Y finalmente las he envuelto y dejado ya listas para regalar. La reglalleta es de cinco centímetros, para que veáis la dimensión 😉

Este fin de semana me han notificado que me han concedido el premio “Liebster Blog Award”, un premio “diseñado para recompensar, estimular y promocionar aquellos blogs con menos de 200 seguidores, pero que por su esencia y contenido merezcan ser dados a conocer a todos los rincones de la blogosfera”

Normalmente no participo en esto de los premios por una razón muy sencilla: ¡No tengo tiempo!. Pero esta ocasión ha sido especial, porque me lo han dado casi a la vez desde dos blogs que eran desconocidos para mí, el de Mª José, una medio paisana mía del blog http://www.empezandoaempezar.blogspot.com, y el de Mrs Hudson, http://www.bakestreet.com. Pasaos por ellos y veréis cuántas recetas y cosas chulas hacen. ¡Muchas gracias a las dos!

Y como las normas son conceder a otros cinco blogs el premio, ahí van los míos

A Teresa, por su entusiasmo, ilusión y ese lobito de Caperucita que me encanta!!

A Julia, por lo divertida que es contándonos las cosas que le pasan, y porque me pone esas fotos de la playa que tiene tan cerquita, y yo rabio de la envidia 🙂

A Lourdes, por todas esas recetas tan riquísimas que hace, y aprovecho para pedirle que ponga esa receta del brazo de gitano, que noche sí y noche también, sueño con él desde que lo ví!

A Inma, porque lo mismo te habla del último best seller, que te cuenta sus impresiones sobre..¿cómo era? Bueno, esos potingues para el pelo, la cara o el cuerpo. A mí me ilustra muchísimo cada vez que la leo! Y encima de vez en cuando se mete en la cocina y hace unas recetas espectaculares!! Es una chica del siglo XXII por lo menos 😉

A Gloria, porque aunque tenga más de 200 seguidores, me apetece mucho dárselo. Hace unas cosas maravillosas, con muchísima imaginación y buen hacer. No hay cosa que haga que no me guste!

Bueno, y eso es todo, que disfrutéis del premio!! 😀

Galletas Bob Esponja

Parece mentira que con lo fans que eran mis hijos de esta serie no haya hecho yo unas galletas de este personaje anteriormente. Se ve que en la época en que a mis hijos les entró la fiebre de Bob Esponja, la mía (la fiebre, digo) era por las tartas fondant, y de todo ello salieron la Tarta Bob Esponja y la Tarta Bob Esponja en fondo de bikini.

Por suerte, Pedro me pidió que hiciese unas galletas de Bob, y yo encantada, porque era algo que tenía pendiente y que por unas cosas o por otras (más bien por unas galletas o por otras), nunca veía el momento de hacer.

Para hacer estas galletas lo primero es hacer el fondo amarillo con las manchas. Una vez que la glasa está lo suficientemente seca se le pone la camisa y se hacen los círculos de los ojos. Para mí esto es lo más difícil de la galleta, ¡y de todas las que llevan círculos!. Los ojos de Bob Esponja deben ser círculos perfectos, porque aunque el resto de la galleta esté idéntico al original, si los ojos no se parecen no hay nada que hacer… Hacer círculos con glasa es un poco complicado, porque no se puede “borrar”. Donde cae la glasa, ahí se queda. Por otra parte el trazo debe ser contínuo, ni deprisa ni despacio, sin parar. Montones de veces me he puesto a hacer un círculo y he acabado con algo parecido más a un huevo ;). Prácticando, practicando y practicando se consigue (a veces) 🙂

De igual manera, cuando esté un poquito seca la camisa (de 20 minutos a media hora) se puede poner la glasa del pantalón, haciendo a la vez los detalles del cinturón

Así mientras tanto se ha secado la glasa negra del delineado de los ojos y podemos rellenarla con los colores blanco, azul y negro, además de hacerle las pestañas

Como siempre, antes de poner glasa encima de otra, es necesario que la de abajo esté seca, si no queremos tener que tirar la galleta al estómago de alguno que pulula por allí (que siempre los hay…)

Y le ponemos esa amplia sonrisa con los característicos incisivos

Finalmente se le pone la corbata y se repite el proceso tantas veces como queramos 😉

Muchas gracias Pedro, espero que los nenes disfrutasen con ellas! 😉

Por cierto, ¡aún quedan plazas para el próximo curso de galletas decoradas! Aquí tenéis toda la información, ¡os espero! 🙂

Galletas Chuggington

Charo me encargó estas galletas para que Daniel, que ha cumplido ya 3 años, las llevase al colegio.

Esta serie de trenes tan coloridos me ha pillado mayor. Bueno, a mí no, a mis hijos. Por eso, aunque me sonaba un poco, no conocía bien estos dibujos. Estuve una mañana viendo tres o cuatro episodios por gentileza de Youtube para tener una idea a la hora de hacer las galletas. Este es Wilson, el tren rojo

Que no sé por qué, a mí me da la sensación que es un poco el protagonista, aunque a mi me gusta más Koko:

El problema al pasar los trenes a galleta surgía del morro (en el buen sentido) de los trenes. Son unas figuras muy voluminosas, que quedan como se ve, planas como si se hubieran chocado, aunque conservan la sonrisa 😉

Este es Brewster, que vaya nombre le han ido a poner!

Y aquí todas las que hice para Daniel. Su madre se las envolvió individualmente para repartir entre sus compañeros

Espero que les gustasen! 🙂

El sábado pasado hicimos el taller de niños para el día del padre. En un par de días os pongo las fotos de los pequeños decoradores de galletas, ya veréis que bonitas quedaron!!

Galletas Angry Birds

Angry birds es un videojuego que ha alcanzado un gran éxito sobre todo desde que se adaptó a dispositivos táctiles, como los basados en Maemo, iOS, Symbian, Java y Android (esto lo he copiado de la Wikipedia 🙂 ). El juego trata de derribar a unos cerdos, que están colocados sobre unas estructuras de madera, cristal y piedra con una especie de tirachinas y disparando pájaros. ¿Y por qué?. Pues porque previamente, esos cerdos con cara de locos pero que de eso no tienen ni un pelo, se habían encargado de robar los huevos de los pájaros, que se cogieron un cabreo importante. De ahí lo de “Angry”.

Estas me las ha pedido mi hijo Alejandro, para llevar hoy al cole y celebrar así su santo, que es el próximo domingo. Ya a lo largo de la semana ha ido adelantando a todos los niños de su clase que iba a llevar unas galletas. Creo que hoy no vamos a tener que tirar de él para que salga de la cama 🙂

Hay un montón de pájaros distintos, y varias clases de cerdos, más o menos resistentes a los ataques de los pájaros. El verde es el que más le gusta a Alejandro, el pájaro boomerang. Si por él hubiera sido, habría hecho todos los personajes, pero nos tuvimos que quedar con 4 modelos.

Lo primero, una vez horneada la galleta, es hacer el borde, en negro. Se deja secar 10 o 15 minutos


Se rellena con la glasa, en este caso roja y blanca y se deja secar un par de horas

Se añaden los detalles

Y una vez que esté seco rellenar con blanco y naranja. Se añade la cola ¡y listo!

Para el Rey pig hice exactamente lo mismo. Primero el borde (para la corona con una boquilla más pequeña)

Rellenar

Hacer el morro, los ojos y las cejas,

Y volver a rellenar. Es importante (y un rollo a veces el tener que esperar) que la glasa se seque en cada paso, sobre todo cuando vamos a rellenar espacios contiguos, ya que si no, corremos el riesgo de que se unan los dos colores.

Para los otros dos modelos exactamente igual.

Para terminarlas, las empaqueté en bolsitas individuales,

y las puse en una caja para poderlas transportar más fácilmente al colegio.

Espero que les gusten a todos, y felicidades a mi “Angry” Alejandro!!

Si os gustaría aprender a hacer galletas decoradas como estas, os invito a los cursos que de nuevo abrimos, aquí tenéis toda la información 🙂

Galletas Super Mario

¡Estrenamos imagen!

Hemos cambiado la apariencia del blog. O mejor dicho, yo quería cambiarla y Alfonso lo ha hecho. Como siempre :-). Esto de tener un informático en la familia es un chollo…

Hoy es su santo, así que me ha parecido un buen día para estrenar el cambio de look. Y ya que estamos, os enseño las galletas que le he enviado y que el señor mensajero le acaba de dejar:

Sí, lo sé. Volvemos a socorrido tema de Mario & Company. Salvo las Galletas Tux del año pasado, todo lo que he hecho para él tenía que ver con Mario, o con Nintendo: La Tarta Mario de hace dos años, la Tarta Guitar Hero del año pasado y estas galletas. Es que a él le gusta, pero a mí también 🙂

Me he divertido mucho haciéndolas. Son formas que ya tenía requetevistas, por algo en mi época A.R. (antes de la repostería) jugaba a Super Mario Galaxy en mis (escasos) ratos de ocio. Ni que decir tiene que ahora sólo lo veo cuando mis hijos juegan, y de refilón. Creo que si algún día tengo la suerte de jubilarme, podré entretenerme bastante, entre unas cosas y otras 🙂

Me encanta la flor de fuego:

No sé si él pensará lo mismo, pero me puse a hacer y hacer galletas y creo que me pasé. Igual ha sido intencionado aunque de forma inconsciente, para que no pueda guardarlas todas, y tenga que comerse algunas… Tienes suficientes para guardar y para comértelas 😉

¡Felicidades! Y busca bien dentro del paquete que hay más regalitos 😉